BIBLIOTECA JANERIANA
VIDA ANA MARIA JANER
PAPA FRANCISCO

La mirada desde los contenidos

12 Jun La mirada desde los contenidos

Jesús, Narrador de Parábolas

Continuamos con los aportes del Pe José Luis Quijano en “El catequista compañero de camino” Curso de formación de discípulos misioneros, Isca y PPC

“Las parábolas de Jesús son el eterno modelo de enseñanza:

usar la imagen, ser sencilla y dar, bajo apariencia simple,

el pensamiento más hondo”.

Gabriela Mistral

Los evangelios sinópticos resaltan la particular manera de enseñar de Jesús a la multitud y de discutir con sus contradictores a través de parábolas (machal en hebreo). Así encontramos en Mc una bella descripción de “una clase típica” de Jesús:

                               “Otra vez se puso a enseñar a orillas del mar. Y se reunió tanta gente junto a Él que hubo que                                               subir a una barca  y ya en el mar, se sentó; toda la gente estaba en la tierra a orilla del mar. Les enseñaba muchas cosas por medio de parábolas…”  Mc 4, 1-2

 

Tenemos aquí una multitud tras un maestro itinerante que enseña en parábolas; lo que  nos puede sugerir una especial cercanía entre la multitud, el Maestro y las parábolas.

¿Qué es lo que constituye esta “especial cercanía”? ¿Por qué y para qué Jesús opta por este “eterno modelo de enseñanza” como lo llama Gabriela Mistral?

En este punto nos proponemos acercarnos a la pedagogía de  las parábolas de Jesús, sin entrar a reflexionar sobre los contenidos teológicos de las mismas. Esta es  la novedad que queremos resaltar y desarrollar aquí.

 

PEDAGOGÍA DE LAS PARÁBOLAS

Las parábolas hacen parte de un planteamiento pedagógico mayor en la propuesta educativa de Jesús. No podemos desligar las parábolas de esta experiencia ni mucho menos reducir la pedagogía de Jesús a las parábolas. Éstas, junto con las preguntas, las señales y prodigios, los gestos, la itinerancia profética, los discursos y conversaciones, los silencios y las oraciones, las discusiones y las imprecaciones, manifiestan coherentemente  una opción educativa en la que se desarrolla el diálogo de saberes, el discernimiento crítico, la relación pedagógica igualit

aria, la construcción colectiva del conocimiento y el relato, la reconstrucción de la memoria/identidad,  la escucha discipular, la lectura comunitaria de los textos sagrados, la formación de la conciencia emancipatoria, la hermenéutica simbólica… todo ello con el fin de anunciar el evangelio del Reino de Dios.

Podríamos decir que la pedagogía de Jesús es la pedagogía de Dios. En este

 

horizonte de la relación entre la revelación y la pedagogía, articulamos la especificidad de la pedagogía de las parábolas.

 

Parábolas pedagogía y política.

Las parábolas  reafirman y profundizan las Bienaventuranzas: El reino viene a pesar de todo, y viene para los pobres  y marginados, aunque sean pecadores, porque en el hecho de sacarlos de la situación inhumana está la alegría de Dios.

Las parábolas critican y confrontan…demuestran cuáles son los verdaderos pecadores de Israel  y cómo su pecado, el de deshumanizar a los demás, proviene de una lectura defectuosa e inhumana de la ley de Dios. De este modo se desmantela  la ideología religiosa que encubre y justifica la opresión de los pobres de Israel y se revela su identificación con los pecadores.

Es así como percibimos en las parábolas una honda vena profética coherente con la propuesta y el proyecto de Jesús.

 

La utopía escondida en las parábolas

 Comparar “este mundo” con otro “totalmente diferente”, aunque imaginario, puede suscitar iniciativas creadoras de nuevas posibilidades de estar en el mundo. La ficción parabólica anticipa con vistas a un mundo futuro e implica una crítica al mundo presente sacando a sus oyentes de sus ocupaciones ordinarias, de sus afanes cotidianos, de sus comportamientos fijos, para entrar en un mundo nuevo en el que todo es posible y en el que hacen la experiencia de una nueva manera de ser y de obrar, a la vez  que los entrena, mediante el juego de simulación para la acción coherente con la opción preferencial del evangelio. Los oyentes, una vez que han abierto su mundo, son invitados a traducir en la práctica a partir de lo que ellos mismos hacen, el modelo propuesto.

Al fin y al cabo esta es la respuesta que exige la parábola: el cambio de práctica, la conversión. El arte de Jesús en cuanto maestro narrador de parábolas, está en la traducción de:

  • lo inédito en el plano de lo viable,
  • lo onírico en el horizonte de lo histórico ,
  • el sentido en medio del conflicto y la fuerza,
  • el deseo que confronta la carencia y la exclusión;

quizás buscando mover “este mundo” desde otro “totalmente diferente”.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.