BIBLIOTECA JANERIANA
VIDA ANA MARIA JANER
PAPA FRANCISCO

Semana 3

20 Mar Semana 3

El iniciador en la fe es un testigo o indicador de la presencia de Dios y sus caminos. Este testimonio no se realiza, primordialmente, con palabras, ni con acciones; se realiza con la totalidad de la existencia que revela, ante los demás, lo que ya está aconteciendo en ellos o lo que están llamados a ser o a vivir.

Dios es interior al hombre; está presente en la raíz más honda del ser. El anunciador o iniciador no da a Dios, ni lo hace presente, ni anuncia a alguien que aún no está, ni descubre nada que no exista.

El anuncio y la iniciación consisten en ayudar a que el otro descubra lo que hay en él, que caiga en la cuenta de lo que se le ha dado, que perciba el movimiento inquietante que recorre el fondo de su ser, que capte el rumor que no cesa de llegar a su costa.

El catequista no da a Dios, sino que ayuda a que el otro descubra a Dios que ya se está dando a él aún antes de que se dé cuenta:

Dios que se le ha dado desde el primer instante de su existencia y que no se ha ausentado de él ni por un segundo.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.