BIBLIOTECA JANERIANA
VIDA ANA MARIA JANER
PAPA FRANCISCO

Tema de Mayo: “Acoger, animar, acompañar…”

02 May Tema de Mayo: “Acoger, animar, acompañar…”

“Acoger, animar, acompañar: tres claves del servicio pastoral del catequista” Tomado del libro homónimo del equipo PPC Cono Sur.

Si Jesucristo es acogedor, el sacramento de Cristo vivo, que es la Iglesia (el colegio, la capilla,  el barrio, la casa … el hogar) tiene que ser acogedor. No hay opción, más bien hay una misión que se hace urgente.

La acogida es un ministerio transversal que debe estar presente en todos y cada uno de nosotros y en todas y cada una de nuestras actividades: la catequética, la litúrgica, la misionera…

Todos estamos llamados a ser discípulos misioneros de la acogida.

La acogida es una tarea cada día más necesaria en un mundo tan anónimo  que pide a gritos la bienvenida en los templos,  (el colegio, la capilla,  el barrio, la casa … el hogar), y de paso, estar atento  quien no vino para preocuparse por él.

También es importante la presencia acogedora a todas las personas, acoger con las manos, con los brazos, y con la escucha interesada.

La acogida permanente se vuelve hospitalidad y se ejerce en los hogares de ancianos, en los desamparados, en los adictos, en los desplazados, migrantes y refugiados cada día más abundantes en nuestro mundo.

Una acogida cariñosa, servicial, que comprende y abre caminos, acerca a la Iglesia y conduce al Señor para toda la vida. Acogiendo así estamos anunciando que somos hijos de Dios y hermanos de toda la humanidad en el Bautismo, que hemos nacido para amar y que estamos llamados a una plenitud de vida insospechada en este mundo y a una eternidad de amor totalmente cierta, aunque  inimaginable.

Por último,

Abrir el corazón a la acogida, es:

  • abrirse a cada persona en singular,
  • ejercer una potencialidad con la que todos nacemos
  • optar por el otro y descentrarse de si mismo y desasirse de tanto amor posesivo
  • dejarnos amar por Dios y ocupar el lugar que  Él nos prepara en la mesa que compartimos en la intimidad de la Santa Trinidad.
  • abrirnos al Misterio del que brota este hermoso ministerio.
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.